Sin categoría

¿Picapiedras o Supersónicos?

15463

¿Qué tipo de país queremos? ¿Uno estancado y arcaico como el retratado por Hanna-Barbera en la caricatura Los Picapiedra, o uno moderno, conectado y a la vanguardia como el descrito en Los Supersónicos? El pasado 22 de noviembre llevamos a cabo un debate de control político en la Comisión Segunda de la Cámara de Representantes donde explicamos el impacto de los impuestos a la tecnología en la Reforma Tributaria sobre la conectividad e industrialización digital del país.

El Ministerio de Cultura se ha empeñado en defender los nuevos impuestos al Internet debido a que esta cartera recibiría 25% del recaudo del impuesto, situación que merece análisis.

Lo primero que debemos decir es que el Internet es una herramienta al servicio de la cultura, no sólo para acceder a ella sino para crearla. Gracias al Internet tenemos la posibilidad de escuchar las Cuatro Estaciones de Vivaldi interpretada por las mejores orquestas, conocer las ideas de los pensadores más destacados a través de TED o hacer un tour virtual por los mejores museos, de manera gratuita e inmediata. 

Según un informe de Deloitte sobre la relación entre crecimiento económico y penetración a Internet , los países con mayor penetración de banda ancha tienen un PIB per cápita más alto. Adicionalmente, el Banco Mundial sostiene que en las economías en desarrollo, el crecimiento económico se acelera en 1,38% por cada 10% en la penetración de banda ancha.

De acuerdo a estudios de MinTIC (2016) la disminución en la tasa de desempleo del 12% al 9% en los últimos 13 años, obedece -en buena medida- al aumento del 2% al 30% en la penetración de banda ancha por suscripción durante este mismo periodo. ¿Por qué defiende MinCultura el gravamen sobre una herramienta que genera cultura, crecimiento económico y empleo?

Dos datos finales, Colombia es el décimo país del mundo con más estudiantes a distancia a través de la plataforma digital Coursera. La Reforma establece un impuesto del 19% a la educación online. Una población más educada es más propensa a interesarse en asuntos culturales. De igual forma, la Reforma Tributaria pretende gravar los textos digitales, ¿Es coherente que el Ministerio de la Cultura defienda establecer impuestos a la lectura digital que hoy es una alternativa usada por cientos de miles de ciudadanos para educarse?

Con la Reforma Tributaria, el Ministerio de Cultura recibiría 31,799 millones por concepto de los nuevos impuestos al Internet, esto es, 962 millones por departamento anualmente o 86 millones por municipio. ¿Se justifica más impuestos al acceso a Internet que es complementario a la cultura y genera desarrollo económico, disminuye brechas sociales y permite que muchos ciudadanos tengan un mayor poder adquisitivo para acceder a la oferta cultural del país?

El Internet es una herramienta idónea para tener un país más educado y con mayor acceso al conocimiento. Desincentivar su crecimiento y uso, a través de nuevos impuestos, no promueve la cultura y por el contrario resulta en que menos ciudadanos -especialmente los más pobres- puedan acceder al arte, la literatura y la historia, con sólo un clic.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s