Sin categoría

Zanahoria y glifosato

bugsbunny.jpg

 

En marzo del presente año, Colombia volvió a ocupar el deshonroso primer puesto en el ranking de países productores de coca en el mundo; un retroceso en la lucha contra las drogas en donde Colombia venía ganando prestigio y presentando resultados tangibles. La estrategia del Gobierno del presidente Santos de dar más zanahoria que garrote en esta compleja lucha no está dando los resultados esperados y por lo tanto urge se discuta nuevamente la necesidad de volver al modelo de fumigación aérea con glifosato, como lo planteó recientemente el nuevo Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez.

A diferencia de países como Afganistán o Birmania que tuvieron profundos impactos sociales y económicos con la prescripción de los cultivos de opio, debido a que la subsistencia de su población era altamente dependiente de ellos, Colombia no ha tenido consecuencias semejantes con la política de aspersión aérea y erradicación manual de coca. De acuerdo a un estudio del Transnational Institute (2005), el 10% de la población afgana dependía del cultivo del opio y en Birmania, unas 2 millones de personas dependían de este mismo producto; situación diferente a la colombiana.

No obstante, los casos en mención dejan una lección: el garrote exclusivamente–en términos del presidente Roosevelt- es insuficiente y hasta contraproducente en la lucha contra las drogas. En el caso puntual de las políticas para la eliminación de cultivos ilícitos, es preciso presentar alternativas reales de sustitución de cultivos que puedan representar un ingreso decente a los sembradores y así, evitar crisis humanitarias como la birmana, en donde el desplazamiento, la desescolarización y la desnutrición, entre otros, aumentó exponencialmente posterior a la erradicación de los cultivos de opio.

La violencia en Colombia ha dejado consecuencias trágicas en materia social. Según Alejandro Gaviria en su libro Alguien tiene que llevar la contraria (2016), para el año 2008, el acumulado de desplazados en Colombia ascendía a 3,5 millones de personas. Sin embargo, las principales causas de esta crisis humanitaria radicaban más en la presencia y accionar de actores armados que en la política de lucha contra las drogas. Diferente a los casos asiáticos, la erradicación de cultivos de coca no ha generado tragedias humanitarias, razón que nos lleva a argumentar que es preciso volver a una política de mayor garrote, entendida ésta como la de aspersiones aéreas con glifosato y erradicación manual rigurosa.

Según cifras del Ministerio de la Defensa de Colombia, durante los años 2010-2013, se estaba fumigando un promedio de 101.700 hectáreas anualmente. En 2014, meses antes de la suspensión de aspersiones aéreas, y con una disminución notable en la intensidad de esta política, se fumigó 55.532 hectáreas de coca. Así las cosas, el número de hectáreas sembradas de coca en Colombia se duplicó de 2013 a 2015, pasando de 48,000 a 100,000. De igual manera, la erradicación manual también tuvo un descenso y pasó de 43,792 hectáreas de cultivos ilegales suprimidas en 2010 a 643 en 2015.

De los casos de Afganistán y Birmania debemos aprender, más no irnos al extremo, y por el contrario repensar en la conveniencia de revivir programas alternativos para cultivadores como el de Familias Guardabosques quien para 2007 había vinculado 88,000 familias a este programa.

En la lucha contra las drogas, el garrote por sí solo es inefectivo, no obstante cada caso tiene sus particularidades y por lo tanto caer en el romanticismo de creer que en un país como el nuestro que produce más coca que ningún otro, la zanahoria de las políticas sociales son suficientes para enfrentar semejante desafío es iluso e irresponsable. La zanahoria es clave, sin olvidar y descartar el garrote, que en este caso y para esta situación, en Colombia tiene nombre y se llama glifosato.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s